Riquelme rompió el silencio

El vicepresidente del club tuvo una breve aparición en una charla virtual que organizó el histórico mediocampista brasileño Marcos Senna, titulada “Reencuentro de Héroes”. En ella estuvieron presentes las glorias del Villarreal de España.

El ídolo de Boca, a través de este espacio, pudo recordar grandes momentos junto a sus excompañeros del Submarino Amarillo y aprovechó para expresarles su actual experiencia como directivo del Xeneize: “La verdad es que pensé que se me iba a complicar más, hay mucha gente que me ayuda“, confesó Román. Con el mate en la mano como se acostumbra a verlo, habló sobre lo mucho que quiere al club, el cariño que le tienen los hinchas “Xeneizes”, y las expectativas que tiene de que puedan estar contentos con el equipo.

Se sabe que desde que ganó las elecciones, Riquelme ha decidido trabajar en silencio y con perfil bajo, con una sola aparición desde su asunción al cargo, en la cuál se había referido al predio del club en un corto vídeo de 50 segundos. Además, se explayó en cuanto a sus sensaciones: “Estoy un poco entretenido, me metí en el club de nuevo. Me divierto disfruto mucho y la paso bien”, reconoció. En cuanto al armado del equipo, soltó una declaración que emociona a los hinchas boquenses: “Estoy tratando de armar el equipo lo mejor posible a ver si cumplimos el sueño que tiene la gente de jugar bien, competir y pelear por la Libertadores que es lo que soñamos todos“.

Palpitando el duelo de esta noche frente a Santos , el ex jugador tocó el tema de la eliminación en la última edición de la Copa Libertadores ante el equipo brasileño: “No hicimos nada bien aquella noche. Va a ser un partido dificil“, sincerándose. Además, agregó: “La Copa arranca ahora, esperamos poder competir y poder pelear para ganarla“. Boca cayó por 3 a 0 en el último enfrentamiento ante el Peixe, en la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores tras igualar 0 a 0 en la ida disputada en La Bombonera. El conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo y con Juan Román Riquelme observando desde el palco, buscará revancha esta noche cuando vuelvan a verse las caras con el equipo paulista.

En este reencuentro de ex futbolistas que contó con la presencia de Diego Forlán, Robert Pires y el mencionado Senna, estuvo presente Rodolfo Arruabarrena, exjugador de Boca Juniors quién convirtió un doblete ante Palmeiras en la primera final de la recordada Copa Libertadores del año 2000. El Vasco, actual DT del Piramyds de Egpito, también fue director técnico del club de La Ribera desde agosto de 2014 hasta el 29 de febrero de 2016 obteniendo el Torneo de Primera División 2015 y la Copa Argentina 2015.

Arruabarrena y Riquelme celebrando un gol. Año 2000.

El histórico “10 ” de Boca en gran parte de su aparición recordó su paso por el Villarreal, sus momentos más felices en el club español y el que lo marcó en su paso por España, que fue el penal fallado en la semifinales de la Champions League en 2006 ante el Arsenal.

Luego se animó a comparar a Diego Forlán con Martin Palermo, basándose en la influencia que tuvieron ambos a su lado en sus distintos pasos tanto por Boca como por el club español: “Tuvimos la suerte de jugar con un delantero que marcaba goles que yo pienso que ni él se daba cuenta de los goles que hacía”, refiriéndose al delantero uruguayo. “Nosotros tuvimos dos jugadores en nuestra carrera con el Vasco (Arruabarrena) que fueron maravillosos: en Boca tuvimos a Palermo y en Villarreal a Forlán. Fuimos afortunados”, cerró su participación Riquelme.

Charla completa, publicada en la cuenta de YouTube del Villarreal:

Comments

comments