Sebastián Villa fue sancionado

La dirigencia boquense finamente tomó la decisión de imponerle una serie de castigos al extremo derecho colombiano debido a su accionar de ausentarse a los entrenamientos del primer equipo por varias semanas.

El conflicto entre el atacante cafetero y la institución Xeneize parece no dar tregua ya que, a pesar de haberse reincorporado a las practicas del plantel profesional en los últimos días en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza, los directivos de Boca Juniors determinaron que Sebastián Villa deberá pagar las consecuencias por su sorprendente rebeldía al asegurar que no volvería a vestir la camiseta azul y oro y exigir ser vendido en lo inmediato al fútbol europeo. La pena que recaerá sobre el delantero afectará su salario y su presencia en la plantilla de Sebastián Battaglia de cara a los próximos partidos.

La sanción se tratará de una retención de su salario por los 15 días que no se presentó a entrenar con sus compañeros sin previo aviso y además no estará presente junto al resto del equipo en los entrenamientos del plantel profesional hasta cumplir el período de tiempo indicado. Se estima que volvería a estar disponible para ser seleccionado por el director técnico en los primeros días de octubre, justamente en la antesala de un nuevo superclásico ante River Plate.

El representante de Villa, Rodrigo Reip, arremetió contra el Consejo de Fútbol de Boca luego de darse a conocer la sanción deportiva y económica hacía el jugador: “El chico se enteró de la situación no formalmente. No hemos tenido ningún tipo de carta documento ni formalidad del club. Si ha sido sancionado, asumir las consecuencias del caso como corresponde“, además confesó que Sebastián Villa le manifestó su deseo de abandonar el club pero en buenas formas: “Después de tener todo tipo de conversaciones con el club, que fueron pocas, y tener la negativa permanente en cada mercado de pases, de decirle que no consecutivamente a todas las ofertas que tuvo durante tres años, el chico dijo me quiero ir, pero no mal”.

Reip también dió declaraciones acerca de lo que necesita la carrera futbolística de Sebastián Villa y la difícil situación económica que atraviesa el país en donde se desempeña: “No es que no quiera jugar más en Boca. El chico quiere crecer, mejorar. La situación del país sabemos cuál es, no es fácil para un extranjero que vino a ganar un dinero y hoy es otro”. Cabe recordar que en el último mercado de pases existió la chance concreta de que el colombiano sea traspasado al Brujas de Bélgica, equipo que se encuentra disputando la Champions League, pero las ofertas fueron desestimadas al estar lejos de lo pretendido por la entidad boquense ocasionando el malestar de Villa.

En relación al viaje de su representado a su país natal, el agente buscó explicar lo que sucedió realmente: “Cree que en el extranjero puede estar mejor. Tomó una decisión enojado. Uno lo puede asesorar. Él tomó un avión porque la madre tenía un problema de salud. Él dijo la verdad, ‘estoy mal acá, mi madre está mal, me voy’. Si estuvo mal, lo aceptaremos“. El extremo viajó a tierras colombianas el día 7 de agosto con la justificación de problemas de salud de su madre, aunque fue visto en una aglomerada fiesta en un boliche de Colombia junto a un reconocido cantante, causando que los hinchas Xeneizes y la dirigencia se enfurezcan con él, quién retornó a Argentina horas después de aquel polémico hecho que se viralizó en redes sociales.

Por último, y para seguir esclareciendo la verdadera postura del futbolista surgido en Deportes Tolima, aclaró que se encuentra feliz en Boca Juniors a pesar de su deseo de emigrar al Viejo Continente: “A Sebastián lo hacés jugar hoy a la noche por la final de la Libertadores, juega. Si le decís que mañana juega con la quinta, juega. Ama donde está”.

Su último partido oficial con la camiseta azul y oro fue en aquel polémico encuentro ante Atlético Mineiro en Belo Horizonte, en el cuál el conjunto argentino fue perjudicado por la mala utilización del VAR y finalizó con una batalla campal en las inmediaciones del estadio del equipo Galo tras la eliminación del Xeneize de la Copa Libertadores.

Comments

comments